Reseña: Gokuraku Cafe


Título: Gokuraku Cafe
Autora: Ellie Mamahara
Duración: 2 tomos
Editorial: Tokuma Shoten
Año: 2002

Sigo con las reseñas y esta semana le toca el turno a este bonito manga de Ellie Mamahara, Gokuraku Cafe.

El Rainbow Forest solía ser una cafetería famosa por su ambiente tranquilo y el excelente café preparado por su dueño, Richard Yashima. Hasta que comenzó a trabajar en él Yuuto, un chico de 18 años que no hace más que romper la tranquilidad del lugar. Y es que Yuuto tiene la manía de estar ayudando siempre a extraños que se encuentra en apuros, cosa que hace que dichos extraños (siempre hombres) acaben enamorándose de Yuuto y eso acarrea problemas de todo tipo, ya que Yuuto nunca les corresponde.

El último tipo al que Yuuto "ayuda" es Esaka Moriharu, un apuesto y célebre jugador de béisbol que, para no perder la tradición, también se enamorará de Yuuto. ¿Pero será esta vez diferente...?

Ellie Mamahara nos presenta una historia muy mona que, quitando el tema de que todos los tíos a los que ayuda Yuuto terminan por enamorarse de él, tira más hacia el manga costumbrista que hacia otra cosa. Aunque los primeros capítulos parece que la autora vaya a presentarnos un romance típico visto en multitud de BL's, en realidad Mamahara tira por otro rumbo y nos ofrece una historia en la que los personajes crecen, evolucionan, se enfrentan a su pasado y afrontan su futuro enfrentándose a sus miedos.

Y es que seguramente lo que más sorprende de este trabajo es que la autora deja el romance bastante de lado, los personajes no dejan de mostrar su interés hacia Yuuto y la relación entre éste y Esaka va avanzando, eso sí, muy lentamente, pero como comentaba, este manga se centra sobre todo en la evolución de estos personajes, y los problemas que tiene cada uno, y cómo Yuuto se desvivirá para ayudar a todos y cada uno.

Todo esto, con la historia del adorable erizo Jackie de fondo, que al más puro estilo Chobits, irá reflejando los diferentes problemas de los personajes y será clave para ayudar a afrontarlos.

Un manga muy bonito, en el que destaca el precioso estilo de dibujo de Mamahara, muy shôjo (no obstante la autora publica en este género también), muy limpio y funcional. Una historia que nos hará aflorar una sonrisa a nuestros labios en más de una ocasión, que también sabe tocar la fibra sensible, con personajes que tienen mucha personalidad y se les coge cariño enseguida, de esos mangas que te dejan un buen recuerdo, aunque eso sí, te deja con ganas de que el romance se desarrolle un poco más.

FYI, no pasa de shonen-ai.



Valoración: 7'75/10

4 comentarios:

Hide-fan dijo...

En inglés está faneditado por Forever More, justamente hoy la página no funciona :S

Y en castellano he mirado pero no sé si ha sido faneditada.

Nay dijo...

Pues por la reseña me recuerda bastante a Antique Bakery, no solo por el estilo costumbrista sino por eso de que todos los tios se enamoren del chico (igual que pasa con Ono, mas o menos xDD). Me suele tirar un poco para atras eso, pero como se ve mono, me lo leere a ver que tal ^^

Btw, el manga de la reseña anterior me encanto, aunque le cogi un poco de coraje al profe xDDD.

Hide-fan dijo...

El profe es un imbécil, pero eso lo que más mola de él xD El otro pobre tiene más paciencia que un santo pa aguantarle xD

En éste es que tampoco le da mucha importancia al romance la autora, y el prota es muy mono ^^

Mireru dijo...

Antique Bakery me gusta, veo un drama coreano con un café de escenario y aún así me echa para atrás el estilo "café lleno de bishies", por eso le huía a este manga. Luego de la reseña creo que lo revisaré alguno de estos días.