Ir al contenido principal

Libre le da la patada a DMP

Malas noticias. DMP, la editorial que tiene el sello Juné en Estados Unidos, ha comunicado que Libre ha decidido no volver a trabajar con ellos. DMP comenta que creen que es una decisión muy injusta y que los lectores que se van a quedar colgados no tienen culpa de nada y van a ser los más afectados.

Este cese de colaboración implica que las series que tenían en curso, como Finder de Ayano Yamane, no podrán continuar, así que el octavo tomo, que salió hace poco en Japón, ya no saldrá bajo su sello (putada porque yo ni siquiera me había comprado el séptimo todavía y no tengo muchas esperanzas de que esta serie se licencie en España).


Aquí en España vivimos una situación parecida, a mucha mayor escala, con Glénat/EDT y Shueisha. En el caso de Libre y DMP, nadie parece realmente sorprendido por esta noticia porque cualquiera que compre mangas de DMP sabe que es un completo desastre, que las tiradas se agotan rapidísimo, que no reimprimen más y que ni siquiera de series mega populares como la mencionada Finder o los mangas de Yoneda Kou se pueden adquirir fácilmente, por no hablar de los continuos retrasos en sus fechas de salida. No es de extrañar que Libre se haya cansado y prefiera a una editorial mucho más competente y fiable.

Libre sí continúa trabajando con Viz/SuBLime, asi que futuros títulos de Libre irán a parar a ellos, por suerte. Y en cuanto a Finder, no sé si harán como aquí con Shueisha y traspasarán la licencia, pero la serie parece que no quedará totalmente colgada según dice Ayano Yamane en su twitter:

Vía | ANN 

Comentarios

Sasha Valentine ha dicho que…
¿Las versiones de Digital Manga son tan malas?
hidefan ha dicho que…
A mí no me disgustan, el problema que tienen es que hacen tiradas tan sumamente pequeñas que es virtualmente imposible comprar nada suyo.

Entradas populares de este blog

El yaoi más explícito

Hoy he leído un debate muy interesante en el foro de Aarin Fantasy, ¿cuál es el yaoi más explícito? Desde luego hay cosas muy bestias por ahí, pero por amplia mayoría Maki Murakami ha sido coronada como la reina del yaoi explícito gracias a sus doujishinsis Gravitation Megamix y los doujins de Gamerz Heaven.

Y es que esos planos interiores son difícilmente superables, la verdad.

Love Prism de Asami Tohjoh también ha recibido bastantes votos.

Menuda semana de mierda para el shôjo

Perdonad del off-topic, pero estoy muy quemada y no sé dónde desahogarme.
Estoy muy, muy harta del ninguneo que sufre el shôjo manga en España. Nos hemos tirado años con un puñado de títulos mal contados porque "el shôjo no vende", y la única editorial que no ha tirado la toalla con la demografía ha sido Ivrea. Aun así, cuando hemos llegado a estar años con una docena de novedades y con suerte (y muchas tomo único o pocos tomos), siempre que se anunciaba algo salía el listo de turno a decir que basta ya de licenciar tanto shôjo, como si el mercado estuviera inundado, ¿sabes? 
De hecho alguien hizo una entrada en su blog criticando un tuit mío en el que decía que era increíble que los tíos protestaran cuando el 80% del mercado era de demografía masculina (y probablemente me quedé corta), diciendo que ella cuando iba a la tienda solo veía shôjo y que si de algo había pocas novedades en España, era de shonen. Ajam. 
Y cuando parecía que estábamos empezando a remontar con las l…

Ataque a los Titanes al porno

Ataque a los Titanes es uno de los grandes bombazos en Japón de los últimos años, y con razón; la historia de un grupo de personas que se enfrentan a unos titanes come-hombres que están a punto de extinguir a la humanidad engancha como pocos.
Además del público general el manga y especialmente el anime han conseguido encandilar también al público fujoshi, generando una gran cantidad de doujinshis, siendo Levi/Eren la pareja por excelencia.
El siguiente paso es la adaptación al porno, más concretamente, al porno gay:

La película, en la que Eren se marca un trío con Levi y Erwin,  lleva el título de Attack on Boys Love (lol) y estará disponible a partir de junio.
Vía | Kotaku